La falta de mano de obra calificada es un problema que afecta a todas las empresas manufactureras en Rusia. Según el Servicio Federal de Estadísticas del Estado, en los últimos 10 años, la fuerza laboral ha disminuido en 7,5 millones de personas: de 89,7 millones en 2008 a 82,3 millones en 2018. El número de jóvenes de 15 a 24 años también ha disminuido significativamente, en casi un 40%, de 23 millones a 14,1 millones, lo que afecta negativamente el estado de la industria manufacturera. Las herramientas de automatización, especialmente los robots colaborativos (cobots), pueden compensar la escasez de mano de obra. Se pueden programar para realizar tareas monótonas, pero necesarias, son seguras para los humanos y pueden trabajar en habitaciones pequeñas, lo cual es importante para las pequeñas y medianas empresas como los Kits de robótica .

Inversiones en robots colaborativos: aspectos sociales y económicos.La automatización proporciona a la empresa nuevos recursos laborales y contribuye a la retención del personal existente, porque gracias a ello, los empleados tienen la oportunidad de hacer un trabajo más importante e interesante. Esta afirmación es especialmente cierta para los cobots: están diseñados para trabajar juntos con personas y no en su lugar. Sin embargo, antes de introducir la automatización e instalar robots, una empresa necesita estudiar sus capacidades, desarrollar un plan de negocios detallado y evaluar la necesidad de automatización.

Al analizar el retorno de la inversión (ROI), muchas empresas se centran solo en el período de recuperación. Para calcularlo, el costo del robot se divide por el monto de las ganancias mensuales del empleado. Sin embargo, este método de cálculo de ROI no tiene en cuenta muchos otros factores que determinan el valor general y los beneficios de la robótica. Calcular el ROI solo por indicadores financieros es incorrecto. Además de la inversión total en robots, es necesario tener en cuenta, por ejemplo, los beneficios para los trabajadores, el aumento de la eficiencia y la estabilidad de los productos y otros factores.

Por supuesto, en la primera etapa, el ROI siempre se calcula al costo inicial y al período de recuperación, pero luego la empresa debe determinar los beneficios a largo plazo de invertir en automatización.

 

Resumen completo de inversiones

La inversión total en robótica se calcula como la suma de la inversión inicial, el costo de los accesorios y los costos de integración. Por ejemplo, si una empresa planea usar un cobot para operaciones de elevación y transporte, se deben gastar fondos adicionales en la adquisición de una captura de modelo adecuada, un sensor que proporcione la precisión necesaria y también en un manipulador de cobot.

El tipo de robot seleccionado, por un lado, debe cumplir mejor las condiciones del entorno de trabajo y, por otro lado, garantizar la integración con un tiempo de inactividad mínimo. Además, al determinar el volumen de inversión, se deben considerar cuestiones tales como costos de mantenimiento futuros, actualizaciones de software, instalación de funciones adicionales, así como la posibilidad de transferir el robot a otras secciones y objetos cuando sea necesario para la producción.

Por ejemplo, los robots industriales ocupan grandes áreas, ya que deben colocarse detrás de cercas protectoras. Estos vehículos pesados ​​con alta velocidad de movimiento no son seguros cuando interactúan con personas. Las pequeñas y medianas empresas no tienen espacios libres suficientemente grandes, por lo que rara vez invierten en la adquisición de robots industriales tradicionales. Además, estos robots se distinguen por la complejidad de la instalación y el alto costo de la inversión inicial.

Al mismo tiempo, el costo de implementar un robot colaborativo es mínimo y es seguro trabajar con personas. En la mayoría de los casos, no se requiere una valla protectora para cobots, ocupan poco espacio en la sala de producción. Gracias al marco de luz, se pueden mover alrededor de la planta en un carro y volver a instalar en la línea para realizar nuevas tareas. No es difícil programar la ejecución de tareas adicionales: para esto, se utiliza una pantalla táctil con una interfaz intuitiva. Debido a la simplicidad de la programación y los cursos de capacitación en línea asequibles, los empleados pueden mejorar sus habilidades y programar cobots en el sitio, realizando las configuraciones necesarias para el trabajo y la operación.

 

Preservación de trabajos existentes. Educación continua

La automatización de tareas peligrosas y monótonas con la ayuda de cobots es una contribución para mejorar el estado psicofísico de los trabajadores. Los procesos manuales están asociados con una gran cantidad de problemas en el campo de la protección y seguridad laboral. Las más comunes son las enfermedades del sistema musculoesquelético. La integración de robots colaborativos reduce significativamente la frecuencia de estos problemas, ya que le permite transferir empleados de trabajos laboriosos y monótonos a puestos más importantes.

Inversiones en robots colaborativos: aspectos sociales y económicos.

Además, la automatización mejora la seguridad del personal. Esto es especialmente notable cuando se instalan robots colaborativos ergonómicos que trabajan de manera confiable y eficiente al lado de una persona. En otras palabras, al automatizar cualquier proceso de producción, la empresa implementará métodos de trabajo más seguros y podrá ahorrar significativamente en costos sociales, atención médica y pagos de seguros.

Los robots colaborativos son fáciles de instalar, programar, reprogramar e integrar en la producción. Realizar estas operaciones pueden empleados sin formación especial. Por ejemplo, en Dinamarca, la programación de cobot se enseña en las escuelas. En otras palabras, la compañía no tendrá que atraer ingenieros calificados y especialistas técnicos para implementar y mantener el robot. Por lo tanto, reducirá el costo de dinero y tiempo para la selección y capacitación del personal.

Al mismo tiempo, las personas no deben temer que los robots pierdan su trabajo. Cuando la computadora reemplazó la máquina de escribir, revolucionó la oficina, pero no eliminó la necesidad de administradores, asistentes y otros trabajadores de oficina. En cambio, el contenido de las responsabilidades laborales ha cambiado, permitiendo a los empleados dirigir sus recursos intelectuales hacia tareas más difíciles. Lo mismo sucederá en el caso de la introducción de robots: las formas de trabajo cambiarán, pero la necesidad de trabajadores en la planta no disminuirá. Las personas deben recordar que a la larga, la automatización les permitirá cambiar a actividades más complejas y adquirir habilidades que involucran sus habilidades mentales. Esto les dará a ellos y a la compañía la oportunidad de crecer.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *